El programa de la vida misionera

El programa de la vida misionera

 

San Damián de Veuster, el Apóstol de los Leprosos, dio su vida por los demás

San Damián de Veuster, el Apóstol de los Leprosos, dio su vida por los demás

San Damián de Molokai, Misionero en una isla de leprosos, murió contagiado de lepra.

En esta entrada breve, publicamos unas emblemáticas del Beato Allamano, fundador de los misioneros de la Consolata:

“Amar al prójimo más que a nosotros mismos ha de ser el programa de la vida de un misionero. Si no se llega a amar las almas de aquellos paganos más que la propia vida, tendréis el nombre, pero no la realidad, la sustancia del hombre apostólico. También en el confesionario acortamos la vida, pero ¿qué importa?… Nosotros debemos tener como voto el servicio a las misiones incluso a costa de la vida; debemos estar contentos de morir en la brecha. Cuando hagáis los votos y cuando los renovéis, acordaos que entra también esto.” «Habría que dejar de ser sacerdote para no sentir celo por las almas».

 

(Tomado de http://tanzania.verboencarnado.net)

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios