Tras la huella de Santa Teresa de Lisieux: oración y penitencia por las Misiones

Santa Patrona de las Misiones

Santa Patrona de las Misiones

(Sermón predicado por un Misionero en Taiwán que estaba de paso por una Parroquia del Bronx; 1-10-14, Fiesta de Santa Teresa de Lisieux)

Hoy es la fiesta de la Santa Patrona de las Misiones, Santa Teresita del Niño Jesús. Ella se dedicó a rezar y hacer penitencia por las Misiones, por los Misioneros. De este modo, trabajó enormemente por la Propagación de la Fe en tierras infieles. No salió de su convento, pero como rezaba tanto y se mortificaba tanto por las Misiones, fue una gran Misionera.

La Santa amaba las Misiones. Una vez escribió:  “Quisiera iluminar a las almas como los profetas y los doctores. Quisiera, ¡oh amado mío!, recorrer la tierra, predicar vuestro nombre y sembrar sobre el suelo infiel vuestra cruz gloriosa. Pero una sola misión no me bastaría; desearía anunciar a un mismo tiempo el Evangelio en todas las partes del mundo y en las islas más remotas. Quisiera ser misionera no sólo durante algunos años, sino haberlo sido desde la creación del mundo y continuar siéndolo hasta la consumación de los siglos” (Historia de un alma). También nosotros podemos rezar esta bella oración a nuestro Señor: “”Quisiera, oh amado, bien mío, recorrer la tierra, predicar vuestro nombre y clavar en tierras infieles vuestra cruz gloriosa.”.

“"Quisiera, oh amado, [...] clavar en tierras infieles vuestra cruz gloriosa” (Santa Teresita, Doctora de la Iglesia)

“”Quisiera, oh amado, […] clavar en tierras infieles vuestra cruz gloriosa” (Santa Teresita, Doctora de la Iglesia)

Ella rezaba especialmente por dos misioneros: el P. Rouland y el P. Maurice Belliere. La Superiora le había encomendado a la Santa la “custodia” de estos dos Misioneros. La Santa consideraba a estos dos Misioneros como hermanos suyos. Ella suplicaba a Dios que estos dos Misioneros puedan conquistar muchos almas para Dios. Pedía que Dios les dé la victoria a estos Misioneros.

Una vez le escribió al P. Rouland diciéndole esto: “Mientras yo atraviese el mar en su compañía, Usted permanecerá junto a mí, escondido en nuestra pobre celda”. También le escribió: “¡Trabajemos juntos para la salvación de las almas! Tenemos sólo el único día de este día para salvarlas y ofrecer así al Señor la prueba de nuestro amor”.

"Quisiera ser misionera no sólo durante algunos años, sino haberlo sido desde la creación del mundo y continuar siéndolo hasta la consumación de los siglos" (Santa Teresita)

“Quisiera ser misionera no sólo durante algunos años, sino haberlo sido desde la creación del mundo y continuar siéndolo hasta la consumación de los siglos” (Santa Teresita)

No podemos ser indiferentes y no hacer nada por la salvación de millones y millones de paganos por los que Jesús derramó toda Su Sangre.

Si nosotros rezamos y hacemos sacrificios por los paganos, ¡mucho más rápido se extenderá el Reino de Dios!

Mientras los Misioneros están luchando para liberar muchas almas del diablo, los demás pueden rezar y hacer penitencia para que Dios ayude a los Misioneros a convertir a muchos paganos. El Rosario ofrecido a la Virgen por la conversión de los paganos es una ayuda preciosísima para los Misioneros que se gastan y desgastan en lejanas tierras.

¡Seamos generosos! ¡Ofrezcámosle Rosarios a la Virgen por la conversión de los paganos!

images (1)

Francisco Xavier

Sacerdote Misionero en Taiwan

Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios