La primerísima necesidad de los pueblos

image

Recordemos lo que ya nos enseño el P. Meinvielle:

Los pueblos hoy necesitan como de primer bien, la influencia de la Iglesia. Porque si los pueblos tienen necesidades, la primera necesidad de que han menester es la de Dios, que se nos comunica por Jesucristo en su Iglesia Santa. No es la economía, ni la cultura, ni la política lo que está hoy primeramente deficiente. Es la vida religiosa auténtica, la que, al estar en crisis, trae aparejada una crisis en todas las otras manifestaciones del hombre. La Iglesia Católica Romana es la Institución puesta por Dios para remediar en plenitud esta deficiencia del hombre y de los pueblos”.

Sabido esto, fácilmente se concluirá que no hay nada mas urgente que el anuncio de la Fe Católica a todos los pueblos, y primeramente a los que aun no la conocen.
¡Recemos por los frutos de las Misiones!

P. Federico (Misionero en Extremo Oriente)

[1] LA DECLARACIÓN CONCILIAR SOBRE LIBERTAD RELIGIOSA Y LA DOCTRINA TRADICIONAL, P. Julio Meinvielle. Resaltado nuestro.
Enlace para bookmark : Enlace permanente.

No se admiten más comentarios